mayo 1, 2011 2

Me declaro fans de Christopher Moore

By in Bizarradas, Cultura, Literatura

Puede que a algunos no les sorprenda pero hoy tengo un día tontico. Y como tengo un día tontico, un poco perro también por qué no decirlo, me he sentado a leer un rato uno de mis autores de reír: Christopher Moore. Un tarao, un sádico y un surrealista. No necesita más presentación para que vayáis como locos a compraros uno de sus libros, pero por ser él, le voy a dedicar un post. Me declaro fans incondicional. Estoy hasta pensado en hacerme groupie, aunque eso ya me tira para atrás porque también lo pensé con Bukowski e instantes después me arrepentí de haberlo pensado. Es lo que tiene ser emocional.

Ahora mismo, después de haber pasado por unos cuantos de sus libros, me estoy leyendo Cordero. El Evangelio según el mejor amigo de la infancia de Jesucristo. Su sinopsis, que me viene de perlas para describir un poco el libro, lo describe tal que así:

“El nacimiento de Jesús está bien documentado, al igual que, tras su trigésimo cumpleaños, sus gloriosas enseñanzas, sus actos y su divino sacrificio. Pero nadie conoce la adolescencia del Hijo de Dios, los años perdidos; nadie excepto Colleja. Desde el día en que se encontró con Joshua de Nazaret, un chaval de seis años, resucitando lagartijas en la plaza del pueblo, Levi bar Alphaeus, llamado ‘Colleja’, tuvo el honor de ser el mejor amigo del Mesías. Por eso, el ángel Raziel lo ha resucitado y lo ha llevado a América para escribir un nuevo Evangelio, uno que cuente la historia real y hasta ahora desconocida.”

Este es un libro muy poco recomendable para cristianos, judíos, fundamentalistas religiosos varios y faltos de sentido del humor. Por ende, es muy recomendable para todos los demás mortales de la tierra, como casi todos sus libros. Hay que describir muy bien al público para luego no tener críticas negativas en el blog, una tiene que estar en todo, oyes.

Pues bien a lo que iba. Christopher Moore es un colgao nacido en Ohio. Cuando era jovenzuelo trabajó como vendedor de seguros, camarero, fotógrafo, periodista, obrero en la fábrica de cerámica religiosa y hasta de Dj. Se ve que no tenía nada claro que eso de escribir cosas le pudiera reportar algo de dinero. Hasta el momento nadie se ha atrevido a llevar sus libros a la gran pantalla y eso que Disney ya le compró su primera novela. ¡Disney, tú! ¡En qué momento al señor Walter Elias se le iría la chota para intentar adaptar uno de sus libros! (figuro que fue mientras pensaba en eso de la criopreservación).

En fin, que me despisto, ya os digo que no tengo el día muy fino. Descubrí a Christopher Moore con Un trabajo muy sucio, hasta el momento, uno de los mejores libros que ha publicado junto con El Ángel más tonto del mundo. Para entender los libros venideros o anteriores creo que estos dos libros son muy recomendables como punto de partida. Primero, porque son insanamente recomendables. Segundo, porque no tiene precio reírte a carcajadas en el metro cuando todo el mundo va deprimido a trabajar. Si ahora mismo tuviese el primero en mis manos, y no lo hubiese prestado, os pondría un pequeño fragmento de esos tantos que marco siempre porque los diálogos son apabullantes. Como no lo tengo, os tendré que poner un fragmento del libro que ha dado inicio a este post, Cordero. A tener en cuenta para los lectores que Joshua interpreta a Jesucristo, Colleja al mejor amigo de Jesucristo y Magda… bueno, qué contaros de María de Magdala. Ahí va:

[...]

El sol, al ponerse, teñía de rosa las colinas mientras nosotros regresábamos a Nazaret aquella tarde. Además del agotamiento causado por el trabajo, Joashua parecía ofendido por lo que había presenciado ese día.

- ¿Tú sabías eso? –me preguntó-. ¿Qué no se puede construir sobre arena?

- Claro. Mi padre lleva mucho tiempo hablando de ello. Se puede construir sobre arena, pero lo que se construye se derrumba.

Joshua asintió pensativo.

- ¿Y sobre suciedad? ¿Sobre polvo? ¿Se puede construir sobre polvo?

- Lo que va mejor es la roca, pero supongo que sobre polvo también se puede.

- Debo recordar eso.

Desde que empezamos a trabajar con mi padre, apenas veíamos a Magda. Yo me descubrí a mí mismo con impaciencia a que llegara el sabbat, porque era el día en que íbamos a la sinagoga, y yo me quedaba un rato fuera, entre las mujeres, mientras los hombres estaban dentro escuchando las lecturas de la Tora, o  los sermones de los fariseos. Aquellas eran de las pocas ocasiones en que podía charlar con Magda sin que Joshua estuviera presente, porque aunque ya entonces los fariseos le caían mal, sabía que podía aprender de ellos, y por eso se pasaba aquellos días atendiendo sus enseñanzas. Yo seguía preguntándome si aquel tiempo que le robaba a Magda implicaba una deslealtad con él, pero cuando se lo pregunté él me dijo:

- Dios está dispuesto a perdonarte el pecado de ser un hijo del hombre, pero tú debes perdonarte a ti mismo por haber sido niño.

- Supongo que tienes razón.

- Por supuesto que tengo razón. Soy el Hijo de Dios, burro. Además, Magda siempre quiere hablar de mí, ¿no?

- No siempre- le mentí.

El sabbat anterior al asesinato, encontré a Magda en el exterior de la sinagoga, sentada sola bajo una palmera datilera. Me acerqué a ella para conversar un rato, aunque sin levantar la vista del suelo en ningún momento. Sabía que si la miraba a los ojos no me concentraba en lo que me decía, y por eso sólo lo hacía a intervalos breves como cuando uno mira el sol en los días bochornosos para confirmar el origen del calor.

- ¿Dónde está Joshua?- fueron las primeras palabras que salieron de su boca, claro.

- Estudiando con los hombres.

Pareció decepcionada unos instantes, pero luego se le iluminó el rostro.

- ¿Cómo os va el trabajo?

- Duro, me gusta más jugar.

- ¿Y cómo es Séforis? ¿Es como Jerusalén?

- No, es más pequeño. Pero en ella viven muchos romanos. –Ella había visto romanos. Y a mí me hacía falta algo con lo que impresionarla-. Y hay imágenes talladas, estatuas de personas.

Magda se cubrió la boca con la mano para reprimir una risita.

- ¿Estatuas? ¿De verdad? Me encantaría verlas.

- Entonces ven con nosotros. Podemos salir mañana muy temprano, antes de que se despierte nadie.

- No puedo. ¿Adónde le diría a mi madre que voy?

- Dile que vas a Séforis con el Mesías y su amigo.

Ella abrió mucho los ojos, y yo aparté los míos al momento para no quedar atrapado por su hechizo.

- No deberías hablar así, Colleja.

- He visto al ángel.

- Tú mismo dijiste que no debíamos decirlo.

- Es broma. Dile a tu madre que te he contado que he encontrado un panal de abejas, y que quieres ir a buscar miel mientras las abejas están  todavía atontadas por el frío del amanecer. Esta noche hay luna llena, y se verá bien. A lo mejor te cree.

- A lo mejor. Pero cuando vuelva a casa sin miel sabrá que le he mentido.

- Entonces dile que era un nido de avispas. Según ella, Joshua y yo somos tontos, ¿no?

- Según ella, Joshua está mal de la cabeza, y de ti… sí, de ti sí cree que eres un poco tonto.

- ¿Lo ves? Mi plan funciona. Pues está escrito que <<Si el sabio siempre se presenta como un necio, sus errores no decepcionan, y sus éxitos en cambio, causan gratas sorpresas>>.

Magda me dio una palmada en la pierna.

- Eso no está escrito.

- Seguro que sí, en Imbéciles 3:7.

- No existe ese libro de los Imbéciles.

- Pues en Aburridos, 5:4.

- Te lo estás inventando.

- Ven con nosotros. Estarás de regreso en Nazaret antes de que sea la hora de ir a por agua.

- ¿Por qué tan temprano? ¿Qué tramáis vosotros dos?

- Vamos a circuncidar a Apolo.

Magda no dijo nada, se limitó a mirarme, como si viera la palabra <<mentiroso>> escrita en mi frente, con letras de fuego.

- No ha sido idea mía –le aclaré-. Ha sido idea de Joshua.

- En ese caso, iré – dijo.

[...]

Lo dicho, que me voy con el chalado de Moore a reírme a otra parte, ya me contaréis qué tal la experiencia.

Be Sociable, Share!

Tags: , , , , , , , , ,

2 Responses to “Me declaro fans de Christopher Moore”

  1. Genial el post, me ha encantado, felicidades!

    Un par de cosas:

    A) Espero no ser yo el culpable de que no hayas podido poner una cita de Un trabajo muy sucio. Soy yo?

    B) Cuando publiques en Facebook o en twitter, no pongas la dirección http://www.araceliiglesias.com, sino la del nuevo post: http://www.araceliiglesias.com/2011/05/01/me-declaro-fans-de-christopher-moore/ Es mejor por el tema SEO y tal…

    Besos, crack, y gracias por descubrirme a Christopher Moore en su momento.

  2. aRi dice:

    Jajajaja!

    Oído cocina el comentario SEO! Lo tendré presente!

    Y no, yo te libero de toda culpa, no tienes tú el libro. Lo tiene un colega!!! Pero no dará la cara, porque aún espero que se lo lea! ;-)

    Gracias por los coments de ánimos!

    aRi

Leave a Reply